Perfil de egreso

Que el perfil del egresado de la Licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia, se define en lo general, bajo los siguientes criterios:

  • Ser un profesionista con los conocimientos que le permitan comprender, en lo general, en lo particular y especializante, el funcionamiento de los sistemas vivos, así como la forma en que estos interactúan bajo los distintos mecanismos exógenos y, su respuesta bajo los distintos sistemas de explotación tanto tecnificados como los que no, operando siempre en la concepción de la atención de la salud y la sanidad animal, internalizándose en el contexto de la salud humana y economía global.
  • Que deberá contar con una serie de conocimientos teóricos que le permitan entender los procesos físico-químicos de la naturaleza animal, aquellos relacionados con la microbiología, la producción y la reproducción animal considerando los aspectos zootécnicos, económicos, administrativos y financieros que se manifiestan durante su explotación, como promotora de la economía local, estatal y nacional.
  • Que deberá poseer los conocimientos técnicos y metodológicos que le permitan ejecutar acciones en pos de la obtención de mejores resultados profundizando en el conocimiento, mediante el aprendizaje constante.
  • Que contara con los conocimientos sobre el método y su práctica del quehacer, observando siempre el cuidado de la salud humana y sus satisfactores, en la aplicación de la tecnología y protección de alimentos, en la promoción y preservación de la salud pública, en la conservación del ambiente, en la investigación y transferencia del conocimiento científico y tecnológico.
  • Que tendrá un espíritu de servicio ante la sociedad y ejercicio de su profesión, misma que desarrollará con apego a las leyes, normas, principios y valores que rigen en nuestro país.
  • Que mantendrá una actitud positiva ante las actividades que habrá de ejecutar en los ámbitos de trabajo en los que se desarrollará, que estará abierto al cambio, no en función de la orden, sino en forma consciente y ponderada; con una fuerte disposición al trabajo en grupo, siendo participativo y crítico y constituyéndose en un verdadero agente de cambio, con profundo respeto hacia las personas y las organizaciones, procurando desarrollar una cultura de calidad que permita acrecentar los resultados de su labor.