Ir al sitio oficial de la Universidad de Guadalajara

Ser estudiante con causa

¿Alguna vez has sentido ganas de exteriorizar tu enojo por algo con lo que no estás de acuerdo, porque afecta a tu comunidad o porque simplemente sientes que es injusto y sólo quieres en salir a la calle a manifestarlo?

No hace muchos años, este mismo sentimiento le costó la vida a cientos de jóvenes estudiantes mexicanos, quienes lucharon por mejorar las condiciones de las universidades públicas en el llamado Movimiento Estudiantil del 68.

Estos jóvenes sentaron las bases de la educación universitaria mexicana de hoy en día; y dejaron el precedente para que hoy los mexicanos puedan salir a la calle a manifestarse libremente, derecho del que hoy nadie puede privarnos.

Para hablar del tema, este jueves 9 de marzo, visitó el Centro Universitario de Los Altos, Salvador Martínez Della Rocca, “El Pino”, líder estudiantil de ese Movimiento mexicano que sobrevivió a uno de los capítulos más oscuros de la historia mexicana.

Acompañado por la Rectora del Centro Universitario de Los Altos, la Doctora Mara Robles, “El Pino” relató a los estudiantes del CUAltos los sucesos de aquella época en la que ser estudiante era sinónimo de amenaza por cuestionar y ser contestatarios ante las acciones del gobierno.

“Te metían a la cárcel. Llegaban a tu casa una policía que se llamaba la secreta, llegaba para ver qué libros estabas leyendo. Entonces a algunos amigos míos los metieron a la cárcel porque estaban leyendo un libro que se llamaba Rojo y Negro, porque pensaban que el rojo era por el anarquismo y el rojo por el comunismo. Todo este clima explica por qué éramos los que sacábamos la cara, los que cuestionábamos el sistema político mexicano”, relató el Líder Estudiantil.

En el análisis, el activista social invitó a los estudiantes a reflexionar sobre las libertades de la actualidad y a no olvidar que la voz de los jóvenes es la fuerza de la transformación del país.