Enlace al sitio de la Universidad de Guadalajara

Spanish English French

Rectores de CUAltos y CULagos UdeG revelan postura negativa ante elevación de cortina de El Zapotillo

Ante el anuncio del Gobernador del Estado Aristóteles Sandoval el pasado jueves sobre la aprobación de la construcción de la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros, los Centros Universitarios de Los Altos y el Centro Universitario de Los Lagos de la Universidad de Guadalajara, lanzaron un desplegado el día de hoy haciendo pública su postura ante la inundación de los poblados de Temacapulín, Acasiaco y Palmarejo que la elevación de la cortina ocasionaría.

El día de ayer, lunes 3 de julio, la Rectora del CUAltos Mara Robles Villaseñor, acompañada de académicos y trabajadores del campus, visitó a los pobladores de Temacapulín para reiterar su apoyo y compromiso ante la amenaza que esta disección representa para estas tres comunidades, así como la flora y la fauna que habitan en la región.

En entrevista para Milenio Radio, la Rectora comentó que “no nos oponemos ni por tercos, ni porque a todo digamos que no, sino porque nos damos cuenta de que el daño ecológico, pero, sobre todo, el daño humano, es enorme. Ayer estuve en Temacapulín, porque en el CUAltos hay estudiantes y trabajadores de ahí, y es gente de carne y hueso que construyó su casa con sus propias manos y que no le puede decir –ah, fíjate que te vamos a inundar. Además, son cientos y cientos de metros donde hay flora y fauna”.

Fueron cinco los puntos señalados en el comunicado, los cuales son:

 

  1.  No se ha demostrado que la presa sea la alternativa técnica óptima para la gestión del agua de la Cuenca del Río Verde y, en cambio, ésta puede afectar gravemente la productividad de Los Altos, región agropecuaria prioritaria a nivel nacional.
  2. Es evidente que la decisión tomada no se sustenta en el estudio hídrico realizado por la UNOPS, dado que por los alcances para los cuales fue contratado tiene sólo la utilidad para determinar la altura de la cortina de la Presa El Zapotillo, y no evalúa las alternativas a no construir una presa.
  3. Asegurar que esta decisión es resultado de tan sólo este estudio técnico no honra al respeto que nos merece una agencia del sistema de la Organización de las Naciones Unidas.
  4. El proceso ha sido carente de transparencia, ha excluido de información y análisis a los principales actores del Estado, incluida a su Universidad pública, en la cual tenemos la responsabilidad de aportar los conocimientos técnicos, así como la perspectiva crítica de sus científicos sociales en este proceso de tan alta relevancia.
  5. No se ha demostrado que los supuestos beneficios de la presa justifiquen la inundación de los pueblos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y el desplazamiento forzado de sus habitantes; ello es violatorio flagrantemente de sus derechos humanos.

Por último, el desplegado invita al Gobierno Federal y de Jalisco a “debatir los pormenores de un estudio técnico que a todas luces pretende legitimar una decisión tomada de antemano, inclusive en sexenios anteriores, sino a contribuir en la solución de los verdaderos problemas de la gestión del agua del Estado ante el falso paradigma de resolver el abasto de agua a base de la construcción de presas como única opción”.