Enlace al sitio de la Universidad de Guadalajara

Spanish English French

Del equipo médico del Mundial de México 86, al taller de fisioterapia del CUAltos

Las lesiones de cientos de deportistas han pasado por sus manos llenas de alivio. Han curado a jugadores de selecciones como las de Alemania, Camerún y España durante el mundial de México 1986, y ahora tratan las de los universitarios seleccionados de todas las disciplinas de este Centro Universitario. Francisco Medina Navarro es un apasionado del deporte, tanto de su esencia como de sus consecuencias.

Imparte, voluntariamente, desde hace cerca de un año el taller de Fisioterapia en el CUAltos, uno de los más demandados por los alumnos de carreras como medicina, psicología, enfermería, nutrición y hasta las ingenierías. Ahora, está buscando impartir un diplomado en fisioterapia con valor curricular, penando a que las lesiones musculares y articulares son también parte de las ciencias de la salud.

Con una trayectoria de 53 años; 37 como fisioterapeuta y trece de masajista, la cual desempeñó casi en su mayoría en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG); pasando luego por los cuerpos de medicina del deporte en la misma institución, don Francisco imparte sus conocimientos en medicina deportiva actuando en diferentes disciplinas, y hasta llegó a ser Director Técnico de la escuela de fútbol que Tecos de la UAG instaló en el municipio de Tepatitlán.

El taller de fisioterapia que imparte don Francisco es, sorpresivamente, uno de los más demandados por el alumnado, lo cual revela su interés por el cuidado en el deporte y la incursión en la activación física para el mejoramiento de la salud.

La llegada de la Tercera División a Tepa abrió las puertas para que diera el salto al profesionalismo, dándole la oportunidad de especializarse, luego vendría la experiencia que lo marcó de por vida. Ser parte del cuerpo médico que atendió a cuatro selecciones que tuvieron como sede la ciudad de Guadalajara.

Es afiliado al Colegio Mexicanode Ciencias del Deporte, y en 1987, trajo el primer simposio de medicina del deporte en la Región Altos del Estado. Todo esto, dice él mismo, no hubiese sido posible sin la ayuda del Doctor José Antonio López Cabral, quien solicitó al Hospital Mexicoamericano; que fue sede médica del Mundial, que Mediana Navarro fuese tomado en cuenta para formar parte del equipo de servicios médicos.

Durante sus últimos años, ha detectado que el estrés es un estado recurrente de sus pacientes, puesto que el número de masajes relajantes es cada vez mayor. Esto lo percibe como un problema de sociedad en general y no solamente de deportistas. 

Para el próximo ciclo, don Francisco espera superar la marca de interesados en inscribirse a su taller, y espera seguir impartiendo su conocimiento a través de la aplicación de la teoría que siempre enseña.